15:42 h. Viernes, 10 de abril de 2020

Hasta cuando seguiremos siendo tartufos e incondicionales.

Director | 06 de noviembre de 2014

dominguez-brito-embajador

Es una vergüenza observar como nuestra comunidad académica asume de manera pasiva e indiferente la injerencia de cualquier extranjero, que sin tener meritos ganados se cree en condición de decirnos lo que está bien y lo que está mal.

Vamos a ver que tiene el embajador norteamericano que enseñarnos sobre el bien y el mal. Qué tiene Domínguez Brito que enseñarnos sobre corrupción cuando él se pasó 12 años siendo funcionario de Leonel, para la misma fecha que Félix Bautista hacia magia, ahora fue que este señor se dio cuenta de ese fenómeno, le nació la conciencia en este momento.  
  Hasta cuando seguiremos siendo  tartufos e incondicionales.
Más acciones:
Otros autores
Facebook