07:28 h. Miércoles, 20 de noviembre de 2019
FILOSOFIA

Un hombre es lo que hace con lo que hicieron de él

Interesante expresión de J.P. Sartre que nos remite obviamente a la plena responsabilidad que tiene el ser humano sobre el diseño y construcción de lo que es.

Generatio Nova  |  04 de noviembre de 2014 (18:45 h.)
Más acciones:

El hombre es responsable de todo lo que hace, porque está dotado de una conciencia que le permite elegir en cada instante. Cada elección define el curso que toma nuestra existencia. Quedarnos callados frente a una injusticia, crea una cadena de eventos totalmente diferente, que si elegimos protestar frente a ellas. Cierto día, estaba de vacaciones en Constanza y como de costumbre la familia subió para la parcela a atender sus cultivos, como un asunto natural, me lleve los libros que tenía pendiente de lectura para la ocasión y me instalé desde muy temprano debajo de una mata de pino a disfrutar de mis vacaciones. Todos estaban en lo suyo, unos trabajaban y otros cocinaban, yo simplemente leía muy quitado de bulla. La doña coló un café y tuvo la amabilidad de llevarme el mío y momentos después se disponía a llevarle el de sus hijos que estaban en la parcela. Situación que me obligó a interrumpir la lectura para ofrecer mi colaboración. Aunque ella se negó, de todos modos insistí tanto que no tuvo más remedio que aceptar. Entre nosotros debo confesar que me daba vergüenza ver a todo el mundo trabajando y uno aprovechando los beneficios sentado debajo de una mata.

 En fin, tomé el café y analicé el camino. Pensé como hombre educado y dije, no entiendo porque todos dan esa vuelta tan lejos si  sabemos que el camino más cerca entre dos puntos es la línea recta que los une. Me ahorraría mínimo medio kilometro, guiado por mi sabiduria cometí el errol de abandonar el camino real y cogí por el medio de la parcela. Después de un pal’ de pasos resbalé y se me torció un tobillo.

Los resultados de esa acción, de esa decisión fueron 70 días con un yeso, la universidad no encontró otro profesor para cubrir mi docencia y todos mis estudiantes perdieron ese semestre. De hecho todavía existen algunos que me culpan por no haberse podido graduar en el tiempo que tenían proyectado. Cada vez que escucho estos reclamos me río porque pienso que ellos tienen razón, no debí meterme por la parcela, pero inmediatamente recuerdo que no hay lugar para lamentaciones, siempre elegimos lo mejor. Cuando elegimos para nosotros mismos también elegimos para los demás, a menos que sea una elección de mala fe. Partiendo de este criterio se concluye que nunca elegimos el mal.

El ser humano se define por la acción, es lo que se hace, de lo que hicieron de él, como dice Sartre, porque antes de que comencemos a tomar nuestras propias decisiones, algo que también es cuestionable, ya la cultura nos ha dado un idioma, una religión, una visión del mundo y un contexto social con el que estamos obligados a existir.  

Finalmente debemos decir que de algún modo está conectado con la expresión de  Ortega y Gasset «Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo» muchas veces cuando analizamos detenidamente la gran similitud de pensamiento  que existe entre algunos planteamientos de Sartre y de Ortega llegamos a pensar que uno de los dos no realizó su tarea en la escuela. 

Voy a Sartre...

Fuente: www.generationova.com