FILOSOFIA

La Educación ante el Homo Interneticus

Prof. José Luis Escalante  |  23 de noviembre de 2014 (16:36 h.)

La humanidad ha pasado por grandes cambios, que de una manera u otra  han transformado  la forma de entender al mundo. Ahora nos enfrentamos a  la revolución  tecnológica, donde las culturas tienen que negociar con ella para no quedarse anclado en el mar del aislamiento.

Esta transformación ha suscitado una nueva forma de vivir, que se impone cada día sin darnos cuenta. En este sentido, basta mirar el surgimiento del internet, que en 20 años ha revolucionado al mundo, a tal punto, que a esta generación se le está llamando, “la época del Homo Interneticus”.

Según la norteamericana Aleks  Krotosky, doctora  en psicología social, ahora con la revolución digital hay que hablar del Homo Interneticus.

Con la transformación del internet y del Hombre Interneticus,  hay muchas facilidades que hacen la vida más confortable, y  la humanidad está conectada desde todas las esferas. Conectividad que el  Homo Interneticus ha asumido como parte esencial de su vida, llegando a crecer solo conociendo la vida online.
 
En esta vida online, el Homo Interneticus se ha transformado en un internauta compulsivo, que ha dejado el valor o la capacidad de leer libros que sobrepasan los 140 caracteres. En este sentido, para el maestro de ciencias políticas  David Runciman, de la universidad de Cambridge, el gran reto para él es cuando tiene que decirles a los alumnos  que hay libros para leer en su asignatura, porque siempre  protestan y preguntan que si son muy largos, porque  tienen mucho tiempo que no leen y además,  consideran la lectura como algo aburrido.

Para la neurocientífica, Susan Greenfield, la educación tiene miedo y preocupación para enfrentar a esta generación online, que se ahoga en un mar de información, donde la arquitectura de la web va formando el cerebro con nuevas maneras de pensar. Esta realidad está comprobada en la nación más conectada del mundo, Corea del Sur, que sin internet la mayoría de la población surcoreana se siente ansiosa y un gran porcentaje de los alumnos pasan 18 horas al día conectado, y  un 80% necesita medicamentos para luchar con el estrés y la adición de la web. 

Entonces, en esta nueva generación online, el sistema educativo tiene un gran reto por delante, porque ya no se puede  enseñar  con los métodos educativos tradicionales. Estamos frente a una realidad que se impone cada día, y el docente tiene que hacer interesantes sus clases sabiendo lo que el alumno puede aprender por si solo en el internet y hablar el mismo lenguaje con el Homo Interneticus.

Más acciones:
Hemeroteca