00:13 h. jueves, 22 de octubre de 2020

POLITICA

La UASD no debe permitir rendir honor a genocida haitiano.

Eulogio Silverio  |  29 de septiembre de 2011 (10:43 h.)
Dessaline
Dessaline

El  jueves por la tarde quede sorprendido cuando unos jóvenes hablaban de los hechos ocurridos en la Universidad. De inmediato pregunte: ¿qué ocurría y porque la movilización? Me contestaron: no estamos seguro del porque. El viernes mientras asistía a una consulta médica pude enterarme de aquel desagradable suceso.

  El sábado pude leer en Listín Diario la reseña con fotografía de los dominicanos opuestos a dicha conferencia en el Salón Manuel del Cabral de la Biblioteca Pedro Mir. Las autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo habían autorizado  una conferencia o panel conmemorativo del asesinato del sanguinario y genocida general haitiano Jean Jacques Dessalines en la biblioteca Pedro Mir.

Dessalines es aquel pretencioso general que al no poder vencer a los colonialistas y esclavistas  franceses que para el momento gobernaban la región oriental de la isla, dirigida por Jean Louis Ferrand.

 El no  vencer a los franceses se convierte en  frustración y desprecio por los habitantes de esta región, lleno de  en ira y si reparar sus acciones, vuelve a su país por la región cibaeña o  norte donde cometió el conocido Degüello de los haitianos en diferentes ciudades  como fueron: Moca, Cotui, Monte Plata, Santiago entre otras.

 Así que su compañero el general Cristóbal no se queda atrás y el 3 de abril  comete el genocidio de la iglesia  Nuestra Señora del Rosario de Moca con más de 500 muertos. Pero ¿cómo se les ocurre a las autoridades universitarias una decisión así? ¿Es que las autoridades no tienen asesores en cuestiones de historia?

 Cierto, somos un  país caracterizado por la solidaridad y nadie más que Haití lo sabe.

 ¿Es cierto que por encima del pueblo dominicano las autoridades universitarias van a continuar con la celebración  de  dicho encuentro? ¿Es que ya el mercado de conciencia logro comprar a los universitarios que decían ser dominicano? ¿Es  ese el precio que debe pagar la más vieja casa de Estudios Superiores del continente para recibir  un aumento presupuestal para el año 2015?

 ¿Es esta la forma en que nos tomaremos   la sangre de nuestra Madre Nutricia por aumento del presupuesto? ¿Son estos los anti-valores que debemos enseñar en nuestras clases de historia a la juventud que asiste a la misma?  ¿Verdad que los distinguidos funcionarios o delegados extranjeros que buscan la unificación pacífica con Haití han logrado frutos muy sabrosos hasta convertir a las autoridades de la Universidad en vocera de la unificación?

 Señores autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, sepan ustedes que el Estado Haitiano, nace  como producto de la incapacidad y ceguera política de los Reyes Católicos y hoy las leyes 168-13 -169-14 son las consecuencias más  lejanas de esa políticas por vía de la   Casa de Contratación de Sevilla y más tarde las Devastaciones de Osorio permiten el asentamiento de  Bertrand de Ogerón  1664 en el occidente de la isla como semilla de Saint Domingue y Haití.

 Por estas dos  leyes  168-13 y 169-14 el Estado Haitiano ha logrado avanzar más  sobre la unificación  que en el periodo 1844-1856 caracterizado por cuatro campañas militares  y en  cada una de ellas nuestras armas  derrotaron  las armas haitianas.

 Hoy nuestro país tiene al mundo como enemigo por no aceptar la unificación y frente a esa realidad las autoridades universitarias al igual que los Reyes Católicos se hacen ciegas y desconocedoras. Fue el propio Presidente Medina que explico en la televisión la soledad dominicana en el mundo y palabras suyas dijo:

" Que mientras asistía  la reunión caribeña en Cuba, se vio como un apátrida” nadie salió en defensa de República Dominicana".

Señores autoridades,” Duarte dijo que admiraba el pueblo haitiano por su amor a la libertad, sin dejar de plantear el derecho a la independencia del pueblo y nación dominicana” pero además dijo:” nuestro país ha de ser libre de toda potencia” y todo aquel que pretenda anexar o vender  nuestra soberania es un traidor y todo el que se presta a acciones que disminuyan su autoridad y autonomía  es un traidor.

Esperemos que las autoridades y los grupos estudiantiles sindicatos o fracciones sindicales y estudiantiles valoren esa “solidaridad” que menoscaba nuestra soberanía nacional y nos lleva a una unificación impuesta por los organismos internacionales.

Señores autoridades, estudiantes, prfesores y empleados ¿porque se desesperaron en declarase como haitianos y no esperaron la unificación oficial de los organismos internacionales?

   Viva Juan Pablo Duarte y los trinitarios y todos los hombres serios, campesinos, obreros, amas de casa, profesionales, militares y estudiantes que han mantenidos en alto  sus principios, vivan los dominicanos que se  han mantenidos unidos dando cumplimiento al mandato sacrosanto del Padre Fundador de que: “La República Dominicana no puede formar parte de ninguna nación o imperio porque su libertad e independencia está por encima de todos los intereses personales o de grupos  particulares, cuando hombres sin juicio conspiran contra la salud de la patria”.

 Recuerden bien que hay suficientes ejemplos de que se hundirá primero el territorio nacional como dijera Duarte antes  de convertirlo  en un anexo de otra nación.

 Señor Rector que los haitianos recuerden al genocida y criminar general Dessalines en su embajada no en la Universidad Autónoma de Santo Domingo

  Duarte vive siempre .

Hemeroteca